El estado peronista en cuestión. La memoria dispersa del agro argentino (1946–1955)

Noemí M. Girbal-Blacha

Abstract


Este estudio histórico pretende analizar críticamente la confrontación entre los diversos actores sociales del agro y el estado liderado por Juan Domingo Perón, quien, aun haciendo uso de términos amenazantes en el discurso de confrontación, no rompió la continuidad con el pasado en varias de sus acciones. Mantener el delicado e inestable equilibrio entre el sector más poderoso de la "Argentina oligárquica" se convierte en un desafío para el poder político, que requiere de la credibilidad y la legitimación para sustentarse, al tiempo que impulsa la redistribución económica del ingreso. Ello invalida, entonces, el carácter monolítico que se le atribuye al peronismo en el escenario de la Argentina entre 1946 y 1955, una calificación que oculta la heterogeneidad propia de su composición y la complejidad de la gestión popular liderada por "el coronel de los trabajadores". [7] Se ha escrito mucho acerca de la administración del Estado benefactor, nacionalista, popular y planificador conducido por Perón, acerca de su estilo político, de su relación con los sectores obreros y con la pequeña y mediana burguesía nacional, de su planificación económica, de la "tercera posición", de la doctrina y de su discurso de confrontación propio de los populismos; pero se ha dedicado poco espacio al análisis de los mitos, las paradojas y la magnitud de las realidades del peronismo en el campo económico. Se ha insistido más en señalar los cambios para el país -que sin duda trajo consigo el gobierno de Perón desde mediados de la década de 1940- que las continuidades, que también otorgaron un sello singular -aunque más oculto para el imaginario colectivo- a esa etapa de la historia argentina.

Full Text:

PDF




© 2017 Tel Aviv University