Raisons et deraisons de la dette - Le point de vue du Sud


ALTERNATIVES SUD:  Louvain-la-Neuve: Centre Tricontinental - Vol. IX (2002), No. 2-3.

La "Deuda" (con mayúscula)es el tema monográfico de la última entrega de laexcelente revista belga Alternatives Sud. La "Deuda",que ha producido más problemas a los países del TercerMundo de los que ha logrado resolver, es un tema recurrente en losestudios políticos, sociales, económicos y hastaculturales de América Latina y sobre América Latina enla última generación. Y cuando creíamos que todosobre la "Deuda" había sido dicho o escrito, enmarzo de 2003 anunció la Facultad de Ciencias Económicasde la Universidad de Buenos Aires que estaba organizando un "Museode la Deuda Externa" (cdmuseo@econ.uba.ar).

En francés, son AlternativesSud, junto con el mensuario Le Monde Diplomatique,los que más se ocupan de la mentada globalización (o"mundialización", en francés castellanizado).Le Monde Diplomatique es ampliamente conocido por elpúblico de habla hispana en razón de sus múltiplesediciones en lengua castellana. Alternatives Sud,publicado en formato libro (la edición dedicada a la "Deuda"tiene 270 páginas), es lamentablemente desconocido por muchos,entre otras causas porque es publicado exclusivamente en francés.Otra característica de esta publicación es que todossus autores son intelectuales, investigadores o militantes del TercerMundo. Le Monde Diplomatique deja pocas páginas acargo de autores que no son franceses o europeos. Al parecer, laglobalización es un juego extremadamente peligroso para quelos autores del Tercer Mundo se ocupen de ella.

Pero más allá de lasdiferencias de las políticas editoriales en el tratamiento dela globalización, estas dos publicaciones en francés seubican en dos categorías distintas para analizar estefenómeno. Le Monde Diplomatique ve en laglobalización un fenómeno relativamente nuevo y hastarevolucionario en el marco del capitalismo. Alternatives Sudseñala la continuidad del capitalismo, a veces bajo las nuevasformas de un mercado capitalista que se ha convertido en global.

Tal como referimos anteriormente,cuando creíamos que todo ya había sido escrito sobre ladeuda externa de los países del Tercer Mundo, llegó anuestras manos la última entrega de Alternatives Sud,que lleva por título "Razones y sinrazones de la deuda",para demostrarnos hasta qué punto estábamosequivocados. Este número es en realidad una antologíade trabajos escritos por pensadores de Argentina, Suráfrica,Cuba, Camerún, India, República del Congo, Ecuador,México y Paraguay. Autores conocidos, como el Premio Nobelargentino Adolfo Pérez Esquivel, han aportado suscontribuciones junto a otros menos conocidos como el camerunésJoseph Amougou Patiente Thiery. Una excelente introducción,titulada "Deudas del Sur, deudas del Norte", complementa laedición. En la "Editorial de la redacción",aunque no firmada, se pueden adivinar las palabras escritas por eldirector, François Houtart, gran conocedor del tema.

En el marco de esta breve reseñaes difícil sintetizar las excelentes contribuciones. Por lotanto, nos ocuparemos de los autores latinoamericanos. El historiadory periodista cubano Benito Martínez M. destaca en su artículoque la "desigualdad existente entre países pobres ypaíses ricos, no es un hecho natural. Es el resultado de unaconstrucción histórica, de las políticascolonialistas y neocolonialistas elaboradas por el Norte, en el marcode la lógica económica y política delcapitalismo en sus diferentes etapas (el 'capitalismo comercial' y el'capitalismo industrial') que han creado las condiciones de unaexplotación imperialista de las riquezas del Sur" (109).Es en este marco histórico, que lleva ya cientos de años,que ha de desarrollarse el proceso de la "Deuda". Y siquisiéramos reducir la importante contribución delautor cubano a una sola frase, es menester señalar que "ladeuda con sangre entra".

El investigador ecuatoriano AlbertoCosta analiza el origen, la evolución y las alternativas de ladeuda exterior de América Latina. En un largo artículo,en el cual enmarca el crecimiento de la deuda externa de los paíseslatinoamericanos en el desarrollo del capitalismo internacional,indica que el mecanismo de la deuda "es, fue y sigue siendo elde obligar a las economías latinoamericanas a insertarse en elmercado mundial, pero sin abandonar nunca su reembolso" (199).Dos estudiosos de la Universidad Nacional de México (UNAM),John Saxe-Fernández y Omar Raúl NúñezRodríguez, revelan que pese a que América Latinacontinúa escrupulosamente el pago de la "Deuda" (conlas consecuentes catástrofes sociales), es en realidad AméricaLatina la que "presta" dinero a los Estados Unidos. Enotras palabras, y con el apoyo de un importante manejo de cifras yestadísticas, Saxe-Fernández y NúñezRodríguez demuestran que el mayor flujo de capitales es de Sura Norte y no, como estamos acostumbrados a pensar, que el Norte ricopresta al Sur pobre. O sea que la "Deuda" no es otra cosaque una poderosa forma de extracción de capitales del Sur enfavor del Norte, una suerte de "Robin Hood a la inversa".La "Deuda" roba a los más pobres para enriquecer alos más ricos. Y si no es por la buenas, esto se hace por lasmalas. El abogado paraguayo Hugo Ruiz Días analiza la deudaexterior argentina (a la que define como "un caso de fuerzamayor") y establece una relación directa entre el rápidoy voluminoso aumento de la "Deuda" con la políticaeconómica de la dictadura militar instaurada en marzo de 1976.

El pasaje generalizado a gobiernosconstitucionales en América Latina no cambió en lofundamental el panorama de la "Deuda". De acuerdo a PérezEsquivel, "el endeudamiento de nuestros países se agravóbajo estos regímenes que se quedaron a medio camino entre ladictadura y la democracia. A pesar del carácter profundamenteilegítimo [de la "Deuda"], las sumas reclamadas hansido aceptadas por los nuevos gobernantes (...) Una parte de estassumas reclamadas a nuestros pueblos han sido préstamosotorgados a empresas privadas, a multinacionales e incluso bancos,pero que han sido tomados a cargo por los estados antes del retornode los civiles al poder" (219).

Efraim Davidi Universidad de Tel Aviv




© 2017 Tel Aviv University